Cómo vender una casa rápido

Hay viviendas que se venden en cuestión de meses o incluso semanas... ¿Cuál es el secreto? ¿Por qué la mía lleva más de un año en el mercado y apenas recibe visitas? Si de verdad queremos vender, tenemos que prepararnos antes de poner nuestra casa a la venta. Las viviendas que se queman en el mercado suelen presentar errores de estrategia muy comunes: precios desactualizados, fotos mal puestas y en general "poca prisa" en vender. En este post te vamos a dar las dos claves básicas para llevar a cabo una venta exitosa.

El valor lo marca el mercado actual

Probablemente la primera causa de que una vivienda se queme en el mercado sin recibir apenas interés es el precio. Hay una tendencia común entre los propietarios a fijar el valor de nuestra vivienda bajo premisas erróneas, tales como una hipoteca alta o la cantidad que necesitemos para comprar otra casa. Pero lo cierto es que el valor no lo establecemos nosotros, sino el mercado actual. Es necesario conocer la oferta que compite con nosotros en ubicación, metros cuadrados y estado de la vivienda, y la demanda específica para viviendas similares en la zona. No importa que el vecino haya vendido hace dos años a X euros, el mercado inmobiliario está en constante cambio y debemos tenerlo en cuenta a la hora de poner el precio. 

La presentación de la vivienda es un factor decisivo

Hay viviendas que enamoran y otras que espantan, y aunque para gustos los colores, hay factores clave que repercuten a la hora de dar una buena impresión. Ya sea navegando por los portales inmobiliarios o visitando in situ una vivienda, los compradores deciden en los primeros segundos si una casa les gusta o no. Por tanto, emplear tiempo en la presentación de la vivienda es imprescindible e ineludible; será lo que atraerá clics y visitas.

Antes y después

No es necesario gastarse un dineral en ello. Cada vivienda tendrá necesidades distintas, ya sea amueblar, quitar muebles o reubicarlos, pintar la entrada o la vivienda entera, limpiar ventanas o cambiar alguna cortina. Lo podemos hacer nosotros mismos siguiendo algunos sencillos pasos o contratando a un profesional de home staging en nuestra zona. No os asustéis, no se trata de hacer reformas sino de darle un lavado de cara a nuestra vivienda para que luzca tanto en las fotos como en las visitas. Es fundamental a la hora de vender.

Después de preparar la vivienda, el último paso para una buena presentación son las fotografías. No dudes en contratar a un profesional, a ser posible especializado en fotografía de hogares y lifestyle. La iluminación, el encuadre y la post-edición marcarán la diferencia. Te dejamos unos ejemplos de fotos caseras (izquierda) y fotos profesionales (derecha).

© ARS Fotografía

Decoración económica y neutra para utilizar en home staging

En este artículo te vamos a recomendar accesorios de estilo neutral y actual fáciles de conseguir y, sobre todo, muy económicos para que ambientes tu vivienda a la venta rápidamente. No se trata aquí de invertir mucho tiempo y dinero en decoración, sino de encontrar las piezas que marcarán la diferencia. Una vez tenemos las habitaciones de nuestra vivienda despejadas y limpias es hora de darles el toque acogedor y hogareño. Lo primero será hacer un repaso de lo que ya tenemos para ver si nos puede servir. Para ello, nos detendremos en cada habitación y miraremos lo que hay a nuestro alrededor: cuadros, accesorios, decoración textil, plantas, lámparas, alfombras, etc. Guardaremos los que no nos sirvan y escogeremos los que sean más neutros, sin un estilo demasiado marcado: ni muy clásico ni muy vintage o rústico. Recordad que se trata aquí de escenificar ambientes, no de mostrar nuestro gusto personal.

A continuación, os daremos un listado de la decoración por habitación que recomendamos. Insistimos, si tenéis algo parecido ya, utilizadlo antes de comprar nada. Seamos todo lo sostenibles que podamos y evitemos el usar y tirar. 

Decoración para la entrada

  • Planta de interior de hoja verde. Escoged la de tono más clorofila para dar sensación de frescor.
  • Felpudo nuevo. ¡A lucir solo para las visitas! La entrada debe dar una buena bienvenida, será lo primero que vean las visitas.

Decoración para el salón

  • Imprime una fotografía neutra en cartón pluma y pégala sobre la pared. ¡Importante! Utiliza cinta adhesiva de doble cara de buena calidad que no se lleve la pintura de la pared al quitarla. Podrás descargarte imágenes gratis de alguno de los numerosos bancos de imágenes que existen en Internet. 
  • Florero decorativo. Atrézalo con unos tallos frescos y ya verás qué bien queda centrado sobre el aparador o la estantería.
  • Juego de velas perfumadas. Quedarán genial en set de 3 sobre la mesa de centro, al lado de unas revistas.
  • Fundas de cojín para el sofá. Combina tamaños y colores para mayor variación visual.

Decoración para el comedor

Decoración para la cocina

  • Tiradores de armarios. Si lo que necesitas es darle un aire renovado a tu cocina pero no quieres emplear mucho tiempo ni dinero, cambia los tiradores de los armarios por unos neutros. Para evitar tener que taladrar, fíjate en los que ya tienes y busca unos que se atornillen igual. Te sorprenderá lo mucho que puede cambiar el aspecto de tu cocina solo con esto.
  • Despeja la encimera por completo, que no queden estropajos ni botellas de lavavajillas. Puedes atrezarla simplemebte con una calabaza grande, una piña vistosa o un bol de cristal con frutas del tiempo. 

Decoración para el baño

  • Cesta con toallas enrolladas. Ponla sobre la encimera del lavabo y esconde cepillos de dientes y demás. Conviene aquí que las toallas sean de aspecto nuevo y blanco nuclear.
  • Cactus o planta crasa en maceta. Quedan genial como atrezo de baño.

Decoración para el dormitorio

  • Lámparas de mesita de noche. Si no las tienes ya, busca algo de estilo neutral y color relajante. 
  • Atreza la mesita de noche con un detalle sencillo como pueda ser un libro o un florero con una rama.
  • Cojines y fundas de cojín. Que la cama te quede bien mullida con varios cojines y almohadas. Utiliza una colcha o nórdico de color neutro y añade algo de color con los cojines.
  • Bandeja con taza y libro. Para los más detallistas, podéis ir más allá ambientando este espacio con objetos sugerentes, como una taza y un libro sobre una bandeja. ¡A quién no le gusta imaginarse una mañana de domingo con desayuno en la cama incluido!

Pues ya véis, es fácil entretenerse más de la cuenta buscando accesorios para decorar nuestra vivienda a la venta, pero lo cierto es que no necesitamos más que algunas piezas clave para conseguir el efecto deseado. ¡Esperamos que vuestra vivienda se venda muy pronto!

Cómo iluminar tu vivienda con home staging

Llegados a este punto, deberíamos tener ya la casa despejada y libre de enseres personales. Es el momento ahora de adecuarla para que luzca luminosa. El impacto que produce una correcta iluminación no se debe desestimar nunca. No hay nada que eche más para atrás que la sensación de una vivienda oscura. Una misma vivienda bien y mal iluminada producirá una impresión diferente en el posible comprador. Pero no os preocupéis, aunque vuestra vivienda no destaque por su luminosidad, vamos a explicaros algunos trucos para que quede bien iluminada.

 

Lo primero, la luz natural

Empieza por las ventanas. El objetivo es que entre toda la luz natural posible. Limpia las ventanas por dentro y por fuera y mantenlas limpias hasta que se venda el inmueble. Es fácil pasar por alto la capa de suciedad acumulada cuando las vemos todos los días, pero lo cierto es que unos cristales limpios y relucientes dejarán pasar mucha más luz al interior. Además, no te olvides de subir las persianas hasta el tope, así como de abrir todas las cortinas y estores. Evita muebles u objetos frente a las ventanas. Es también el momento de podar las plantas y enredaderas que estén bloqueando la entrada de luz natural.

living-room-2155376_1920.jpg
 

Utiliza bombillas de más vatios

Sustituye las bombillas y/o halógenos del techo por unas de mayor intensidad. En condiciones normales nos basaríamos en los estándares lumínicos recomendados según el tipo de actividad: lectura, juegos, estudio, zona de TV, etc. Pero en nuestro caso se trata de potenciar la luminosidad de la estancia. Por tanto, sacrificaremos aquí ambiente por luminosidad. Incrementa la potencia total a 100 vatios por cada 5m2 aproximadamente. Es una inversión mínima que te dará gran resultado. Habrá muchas bombillas usadas que podrás reutilizar en lámparas de pie, de mesa o apliques de pared. Resérvalas y límpialas de polvo. 

light1.jpeg
 

¿Luz blanca cálida o neutra?

Las luces cálidas (hasta 3.300 ºK) son perfectas para aquellos ambientes donde se busque la relajación, ya que tienen una intensidad más bien moderada. Sus tonos rojos y anaranjados se asemejan a la luz del atardecer. Apuesta por una luz cálida en el salón y el dormitorio. Las luces intermedias neutras (entre 3.500 y 4.500 ºK) son las que más se asemejan a la luz natural. Producen una sensación de limpieza y frescura que las hacen ideales para la cocina o el baño. Abstente de luces frías o azules (entre 5.000 y 6.500 ºK) en el espejo del baño, no nos favorecen.

dormitorio 3.jpeg
 

Añade lámparas

Una vez incrementada la potencia lumínica general, añade estratégicamente lámparas en áreas determinadas, como pueden ser una zona de estudio, la mesita de noche o el espejo del baño. Así nos aseguraremos de que nuestra luz no es plana, y además estaremos contribuyendo a crear ambientes. El tipo de lámpara, ya sea de mesa, de pie o de pared lo determinará la distribución del mobiliario de la habitación. Ten en cuenta los puntos de luz existentes a la hora de colocar y distribuir el mobiliario para el home staging. Por ejemplo, es importante centrar la mesa de comedor con la lámpara colgante, o agrupar el sillón de lectura con la lámpara de pie. Puedes utilizar aquí las bombillas de 40 o 60 vatios que hayas descartado antes o estas por ejemplo.

pexels-photo-273238.jpeg
 

Elige lámparas contemporáneas y neutras

La decoración de la vivienda y el estilo de las lámparas se debe complementar. Si has llegado hasta aquí es porque has pasado ya por el proceso de neutralizar tu casa, por tanto, haz lo oportuno con las lámparas. Si no dispones de unas que cumplan con este requisito, puedes hacerte con lámparas muy económicas como las de Ikea. 

 

Para fotos y visitas...

Cuando llegue el día de fotografiar la vivienda, asegúrate de que todas las persianas y cortinas estén abiertas, las luces encendidas y de que no haya ninguna bombilla parpadeando. Conviene que sea un profesional quien tome las fotos, ya que capturará mejor la luz. Las fotos que subimos a los portales inmobiliarios son el primer filtro que aplica la gente antes de determinar qué casas quieren ver en persona, y finalmente comprar. Y un espacio bien iluminado tiene todas las de ganar: parecerá más nuevo, amplio y atractivo.

 Por último, intenta cuadrar las visitas en las horas de mayor luz solar. No está de más encender las luces aunque no sea de noche. Si el día está nublado o lluvioso, mantén en todo momento encendidas todas las luces de la vivienda durante la visita.

pexels-photo-245219.jpeg

En definitiva, una iluminación estratégica para home staging marcará una gran diferencia en cómo percibís tanto tú como los compradores potenciales la vivienda.

Cómo transformar el aspecto de una cocina vieja con pintura

Hoy os vamos a mostrar qué pasos dimos para convertir una cocina anticuada y oscura en otra luminosa y espaciosa. La vivienda estaba a la venta, pero su aspecto echaba para atrás a muchos compradores. El home staging que le hicimos a la cocina fue clave a la hora de conseguir venderla. ¡Y todo gracias a unas manos de pintura!

El mayor atractivo de esta cocina era su amplitud. Sin embargo, lo primero que uno pensaba al entrar en ella era la pedazo de reforma en la que tendría que meterse. Se trataba de una cocina con carpintería de madera hecha a medida, que en su día tuvo que ser muy costosa. Pero han pasado cuarenta años y los gustos han cambiado mucho. También nos enfrentábamos al problema de la oscuridad, ya que la única entrada de luz natural era a través del cristal carglass del cuarto lavadero, que a su vez daba a un patio interior. El tono marrón oscuro de los armarios de la cocina tampoco contribuía a hacer rebotar la luz.

Empezamos por los armarios, que lijamos y preparamos con una mano de imprimación y otra de pintura blanca. Esta parte fue la más trabajosa, ya que había mucha superficie y recovecos que pintar. Pero el resultado era ya notable tras la primera mano. Después continuamos con el alicatado, para el que escogimos un gris neutro que cubriera el color crema y el azul de los azulejos existentes. Fue suficiente con dos manos de pintura especial para azulejos, que no requiere de imprimación previa. Eso sí, tuvimos que limpar antes la superficie de restos de grasa con un poco de alcohol.

Si no habéis utilizado este recurso nunca, os lo recomiendo también para las baldosas del baño. Pero cuidado, no utilicéis pintura que no sea especial para azulejos ya que no agarrará bien y os dará problemas.

Por último, añadimos unas bombillas Edison sobre la península, una lámpara colgante en el techo, y algo de atrezo que aportara el chapoteo de color deseado.

Aunque la cocina está para reformar, definitivamente mereció la pena pintarla para mostrar todo su potencial. Tal y como estaba era difícil ver más allá de su estado de desgaste.

Pues ya lo habéis visto, la presentación es fundamental a la hora de vender. Si vuestra cocina o baño están un poco anticuados y queréis darles una mejor apariencia sin hacer obra, la pintura es un recurso económico, rápido y eficaz.

Cómo agrupar muebles estratégicamente en home staging

Sabemos que la presentación de una vivienda contribuye a una venta exitosa. Una pieza clave de los proyectos de home staging es la redistribución del mobiliario de una casa. Ponte en situación: eres el comprador potencial y entras por primera vez en el salón del piso que vienes a visitar. ¿Qué ves, un sofá enorme o un salón enorme? Nos interesa que veas lo segundo. En este artículo te vamos a dar algunos consejos para aprender a agrupar tus muebles y maximizar así el atractivo de tu vivienda en venta. 

Crea ambientes agrupando

Aunque el salón no sea tan grande, cuando creamos diferentes ambientes dentro de una misma habitación estamos obligando a la vista a fluir de un lado a otro. Cada habitación tiene una actividad principal, pero podemos incluir ambientes secundarios ayudándonos de los muebles y enseres que tenemos en casa. Por ejemplo, una zona de estudio en el dormitorio, un rincón de lectura en el salón o una zona de juegos alrededor de la chimenea. Además, al agrupar por áreas estamos también marcando el tránsito por el espacio. Asegúrate de que haya suficiente pasillo de maniobra y de que no nos tengamos que poner de lado para pasar de una zona a otra. Todo esto contribuirá a crear una sensación de amplitud y comfort.

 

Determina cuál es el punto focal

El punto focal es el lugar donde centramos la atención cuando entramos en una habitación, y por tanto, debe permanecer completamente despejado, sin ningún mueble que obstaculice su vista. Ya sea un ventanal con vistas, unas vigas de madera en el techo o una gran chimenea, debemos destacarlo y potenciarlo con elementos que dirijan la atención hacia ellos: la mesa de comedor centrada con el ventanal, una lámpara colgante llamativa o unos sofás alrededor de la chimenea, por poner algún ejemplo para los casos citados.

 

Separa los muebles de la pared

Hay una tendencia generalizada a pegar los muebles contra la pared. Puede que creas que es lo más cómodo y práctico, pero en nuestro caso se trata de escenificar. Por tanto, si las dimensiones lo permiten, separa sofás y butacas de la pared y reagrúpalos en torno a una mesa de centro para sugerir un escenario de conversación. El espacio parecerá más amplio y vivible.

 

A favor de la simetría

Los esquemas de distribución simétricos son agradables a la vista y producen sensación de equilibrio y calma. Utilízalos en zonas de estar o dormitorios para conseguir el ambiente deseado.

 

Evita muebles de espaldas

Cuando hacemos home staging, tenemos que procurar que los muebles estén de frente al entrar en la habitación. Aunque no tiene sentido sentarnos de espaldas a la ventana, en nuestro caso estamos escenificando, y por tanto, deberemos dar la bienvenida colocando las butacas de frente al espectador.

 

Pues ya lo ves, la distribución hace y mucho, así que prueba a darle rienda suelta a tu imaginación recolocando tus muebles, o incluso cambiándolos de habitación. No porque compraras aquella butaca para el salón significa que no pueda crear una acogedora zona de lectura en el dormitorio. Y por qué no darle nueva vida a esa mesa que apenas utilizas y que te puede servir de despacho en un rincón del salón. Seguro que hay combinaciones en las que nunca habías pensado que te ayudarán a ambientar la vivienda y hacerla más atractiva.