Viviendas EN VENTA: por qué no conviene hacer fotos de las estancias vacías

Artículo escrito por Sachi Serrano, directora de La Diseñoteca Home Staging & Interiors para Idealista News.

Los agentes inmobiliarios y los propietarios de viviendas están acostumbrados a oír pegas por parte del posible comprador del tipo: "en este dormitorio no me cabe un armario", "no voy a tener espacio suficiente para una mesa de comedor grande", o "tendríamos que tirar este tabique y ampliar la habitación" cuando visitan un inmueble a la venta. Las viviendas desprovistas de muebles provocan cierta desolación en el que las  ve, y no precisamente por culpa de la vivienda en sí. En este artículo exploraremos los inconvenientes que presentan las viviendas vacías y os mostraremos simultáneamente cómo podemos amueblarlas de manera rápida y sencilla con unos vídeos making of de home staging.

Habitación ambientada como un estudio con mobiliario y decoración de cartón.

 

1. El indeseable efecto de empequeñecer

Una habitación vacía son cuatro paredes y un techo que poco nos dicen sobre sus dimensiones. El ojo humano necesita referencias para hacerse una idea de las proporciones, y los muebles y decoración son imprescindibles en este sentido. Además, cuando se trata de espacios como el salón, donde nos tienen que caber muebles tan voluminosos como los sofás, los aparadores o la mesa de comedor, o el dormitorio, que si no tiene armario empotrado hay que meterle uno, la preocupación aumenta.

Salón comedor amueblado con mobiliario de cartón y ambientado con textiles y decoración.

Por otro lado, las fotos de habitaciones vacías en los portales inmobiliarios de Internet no nos dicen nada, hasta el punto de que muchas veces no sabemos si lo que estamos viendo es un dormitorio o el salón.

Por mucho que tengamos buen ojo os sorprenderá ver cuánto cambia nuestra percepción en cuanto la vemos amueblada. Os lanzo la pregunta, ¿era la habitación pequeña o es que la veíamos más pequeña sin muebles?

Dormitorio amueblado con armario, escritorio y cama de cartón.

 

2. Se vende un hogar, no un inmueble

La compra de una vivienda es un paso importante en la vida de muchas personas, que no compran cuatro paredes y un techo sino su futuro hogar. Por tanto, hay una carga emotiva que no debemos obviar cuando presentamos un inmueble a la venta. Y en este sentido las viviendas vacías resultan desoladoras, frías y poco acogedoras, hasta tal punto que mucha gente tiene dificultad a la hora de imaginarse viviendo allí. La labor del home staging consiste precisamente en tender un puente entre la vivienda a la venta y el futuro hogar del comprador, insinuando con el atrezo y la decoración una vida alegre, familiar y apacible.

Hacer un inmueble acogedor es fundamental a la hora de gustar y en definitiva, de vender.

 

3. Cómo amueblar de forma rápida y económica

Los home stager o profesionales del home staging se dedican precisamente a esto: amueblar de manera efectiva y rápida un inmueble desprovisto completamente de muebles o con algunos de ellos para la puesta en escena. Sea uno u otro el caso, el objetivo siempre será el mismo: lograr el efecto hogareño deseado. Hay numerosas formas de hacerlo, ya sea reutilizando, reubicando o incluso transformando algunos de los muebles o enseres de la vivienda, y combinándolos con elementos decorativos y textiles, o bien amueblando completamente las habitaciones con mobiliario de cartón específico para home staging. Cada caso requerirá algo diferente.

Para terminar, os dejamos este vídeo en el que veréis cómo transformamos un dormitorio vacío con unas tablas de madera, un colchón hinchable, unas mesillas de cartón, cortinas y colchas. ¡Esperamos que lo disfrutéis!