Cómo iluminar tu vivienda con home staging

Llegados a este punto, deberíamos tener ya la casa despejada y libre de enseres personales. Es el momento ahora de adecuarla para que luzca luminosa. El impacto que produce una correcta iluminación no se debe desestimar nunca. No hay nada que eche más para atrás que la sensación de una vivienda oscura. Una misma vivienda bien y mal iluminada producirá una impresión diferente en el posible comprador. Pero no os preocupéis, aunque vuestra vivienda no destaque por su luminosidad, vamos a explicaros algunos trucos para que quede bien iluminada.

 

Lo primero, la luz natural

Empieza por las ventanas. El objetivo es que entre toda la luz natural posible. Limpia las ventanas por dentro y por fuera y mantenlas limpias hasta que se venda el inmueble. Es fácil pasar por alto la capa de suciedad acumulada cuando las vemos todos los días, pero lo cierto es que unos cristales limpios y relucientes dejarán pasar mucha más luz al interior. Además, no te olvides de subir las persianas hasta el tope, así como de abrir todas las cortinas y estores. Evita muebles u objetos frente a las ventanas. Es también el momento de podar las plantas y enredaderas que estén bloqueando la entrada de luz natural.

living-room-2155376_1920.jpg
 

Utiliza bombillas de más vatios

Sustituye las bombillas y/o halógenos del techo por unas de mayor intensidad. En condiciones normales nos basaríamos en los estándares lumínicos recomendados según el tipo de actividad: lectura, juegos, estudio, zona de TV, etc. Pero en nuestro caso se trata de potenciar la luminosidad de la estancia. Por tanto, sacrificaremos aquí ambiente por luminosidad. Incrementa la potencia total a 100 vatios por cada 5m2 aproximadamente. Es una inversión mínima que te dará gran resultado. Habrá muchas bombillas usadas que podrás reutilizar en lámparas de pie, de mesa o apliques de pared. Resérvalas y límpialas de polvo. 

light1.jpeg
 

¿Luz blanca cálida o neutra?

Las luces cálidas (hasta 3.300 ºK) son perfectas para aquellos ambientes donde se busque la relajación, ya que tienen una intensidad más bien moderada. Sus tonos rojos y anaranjados se asemejan a la luz del atardecer. Apuesta por una luz cálida en el salón y el dormitorio. Las luces intermedias neutras (entre 3.500 y 4.500 ºK) son las que más se asemejan a la luz natural. Producen una sensación de limpieza y frescura que las hacen ideales para la cocina o el baño. Abstente de luces frías o azules (entre 5.000 y 6.500 ºK) en el espejo del baño, no nos favorecen.

dormitorio 3.jpeg
 

Añade lámparas

Una vez incrementada la potencia lumínica general, añade estratégicamente lámparas en áreas determinadas, como pueden ser una zona de estudio, la mesita de noche o el espejo del baño. Así nos aseguraremos de que nuestra luz no es plana, y además estaremos contribuyendo a crear ambientes. El tipo de lámpara, ya sea de mesa, de pie o de pared lo determinará la distribución del mobiliario de la habitación. Ten en cuenta los puntos de luz existentes a la hora de colocar y distribuir el mobiliario para el home staging. Por ejemplo, es importante centrar la mesa de comedor con la lámpara colgante, o agrupar el sillón de lectura con la lámpara de pie. Puedes utilizar aquí las bombillas de 40 o 60 vatios que hayas descartado antes o estas por ejemplo.

pexels-photo-273238.jpeg
 

Elige lámparas contemporáneas y neutras

La decoración de la vivienda y el estilo de las lámparas se debe complementar. Si has llegado hasta aquí es porque has pasado ya por el proceso de neutralizar tu casa, por tanto, haz lo oportuno con las lámparas. Si no dispones de unas que cumplan con este requisito, puedes hacerte con lámparas muy económicas como las de Ikea. 

 

Para fotos y visitas...

Cuando llegue el día de fotografiar la vivienda, asegúrate de que todas las persianas y cortinas estén abiertas, las luces encendidas y de que no haya ninguna bombilla parpadeando. Conviene que sea un profesional quien tome las fotos, ya que capturará mejor la luz. Las fotos que subimos a los portales inmobiliarios son el primer filtro que aplica la gente antes de determinar qué casas quieren ver en persona, y finalmente comprar. Y un espacio bien iluminado tiene todas las de ganar: parecerá más nuevo, amplio y atractivo.

 Por último, intenta cuadrar las visitas en las horas de mayor luz solar. No está de más encender las luces aunque no sea de noche. Si el día está nublado o lluvioso, mantén en todo momento encendidas todas las luces de la vivienda durante la visita.

pexels-photo-245219.jpeg

En definitiva, una iluminación estratégica para home staging marcará una gran diferencia en cómo percibís tanto tú como los compradores potenciales la vivienda.