Cómo vender una casa rápido

Hay viviendas que se venden en cuestión de meses o incluso semanas... ¿Cuál es el secreto? ¿Por qué la mía lleva más de un año en el mercado y apenas recibe visitas? Si de verdad queremos vender, tenemos que prepararnos antes de poner nuestra casa a la venta. Las viviendas que se queman en el mercado suelen presentar errores de estrategia muy comunes: precios desactualizados, fotos mal puestas y en general "poca prisa" en vender. En este post te vamos a dar las dos claves básicas para llevar a cabo una venta exitosa.

El valor lo marca el mercado actual

Probablemente la primera causa de que una vivienda se queme en el mercado sin recibir apenas interés es el precio. Hay una tendencia común entre los propietarios a fijar el valor de nuestra vivienda bajo premisas erróneas, tales como una hipoteca alta o la cantidad que necesitemos para comprar otra casa. Pero lo cierto es que el valor no lo establecemos nosotros, sino el mercado actual. Es necesario conocer la oferta que compite con nosotros en ubicación, metros cuadrados y estado de la vivienda, y la demanda específica para viviendas similares en la zona. No importa que el vecino haya vendido hace dos años a X euros, el mercado inmobiliario está en constante cambio y debemos tenerlo en cuenta a la hora de poner el precio. 

La presentación de la vivienda es un factor decisivo

Hay viviendas que enamoran y otras que espantan, y aunque para gustos los colores, hay factores clave que repercuten a la hora de dar una buena impresión. Ya sea navegando por los portales inmobiliarios o visitando in situ una vivienda, los compradores deciden en los primeros segundos si una casa les gusta o no. Por tanto, emplear tiempo en la presentación de la vivienda es imprescindible e ineludible; será lo que atraerá clics y visitas.

Antes y después

No es necesario gastarse un dineral en ello. Cada vivienda tendrá necesidades distintas, ya sea amueblar, quitar muebles o reubicarlos, pintar la entrada o la vivienda entera, limpiar ventanas o cambiar alguna cortina. Lo podemos hacer nosotros mismos siguiendo algunos sencillos pasos o contratando a un profesional de home staging en nuestra zona. No os asustéis, no se trata de hacer reformas sino de darle un lavado de cara a nuestra vivienda para que luzca tanto en las fotos como en las visitas. Es fundamental a la hora de vender.

Después de preparar la vivienda, el último paso para una buena presentación son las fotografías. No dudes en contratar a un profesional, a ser posible especializado en fotografía de hogares y lifestyle. La iluminación, el encuadre y la post-edición marcarán la diferencia. Te dejamos unos ejemplos de fotos caseras (izquierda) y fotos profesionales (derecha).

© ARS Fotografía

Decoración económica y neutra para utilizar en home staging

En este artículo te vamos a recomendar accesorios de estilo neutral y actual fáciles de conseguir y, sobre todo, muy económicos para que ambientes tu vivienda a la venta rápidamente. No se trata aquí de invertir mucho tiempo y dinero en decoración, sino de encontrar las piezas que marcarán la diferencia. Una vez tenemos las habitaciones de nuestra vivienda despejadas y limpias es hora de darles el toque acogedor y hogareño. Lo primero será hacer un repaso de lo que ya tenemos para ver si nos puede servir. Para ello, nos detendremos en cada habitación y miraremos lo que hay a nuestro alrededor: cuadros, accesorios, decoración textil, plantas, lámparas, alfombras, etc. Guardaremos los que no nos sirvan y escogeremos los que sean más neutros, sin un estilo demasiado marcado: ni muy clásico ni muy vintage o rústico. Recordad que se trata aquí de escenificar ambientes, no de mostrar nuestro gusto personal.

A continuación, os daremos un listado de la decoración por habitación que recomendamos. Insistimos, si tenéis algo parecido ya, utilizadlo antes de comprar nada. Seamos todo lo sostenibles que podamos y evitemos el usar y tirar. 

Decoración para la entrada

  • Planta de interior de hoja verde. Escoged la de tono más clorofila para dar sensación de frescor.
  • Felpudo nuevo. ¡A lucir solo para las visitas! La entrada debe dar una buena bienvenida, será lo primero que vean las visitas.

Decoración para el salón

  • Imprime una fotografía neutra en cartón pluma y pégala sobre la pared. ¡Importante! Utiliza cinta adhesiva de doble cara de buena calidad que no se lleve la pintura de la pared al quitarla. Podrás descargarte imágenes gratis de alguno de los numerosos bancos de imágenes que existen en Internet. 
  • Florero decorativo. Atrézalo con unos tallos frescos y ya verás qué bien queda centrado sobre el aparador o la estantería.
  • Juego de velas perfumadas. Quedarán genial en set de 3 sobre la mesa de centro, al lado de unas revistas.
  • Fundas de cojín para el sofá. Combina tamaños y colores para mayor variación visual.

Decoración para el comedor

Decoración para la cocina

  • Tiradores de armarios. Si lo que necesitas es darle un aire renovado a tu cocina pero no quieres emplear mucho tiempo ni dinero, cambia los tiradores de los armarios por unos neutros. Para evitar tener que taladrar, fíjate en los que ya tienes y busca unos que se atornillen igual. Te sorprenderá lo mucho que puede cambiar el aspecto de tu cocina solo con esto.
  • Despeja la encimera por completo, que no queden estropajos ni botellas de lavavajillas. Puedes atrezarla simplemebte con una calabaza grande, una piña vistosa o un bol de cristal con frutas del tiempo. 

Decoración para el baño

  • Cesta con toallas enrolladas. Ponla sobre la encimera del lavabo y esconde cepillos de dientes y demás. Conviene aquí que las toallas sean de aspecto nuevo y blanco nuclear.
  • Cactus o planta crasa en maceta. Quedan genial como atrezo de baño.

Decoración para el dormitorio

  • Lámparas de mesita de noche. Si no las tienes ya, busca algo de estilo neutral y color relajante. 
  • Atreza la mesita de noche con un detalle sencillo como pueda ser un libro o un florero con una rama.
  • Cojines y fundas de cojín. Que la cama te quede bien mullida con varios cojines y almohadas. Utiliza una colcha o nórdico de color neutro y añade algo de color con los cojines.
  • Bandeja con taza y libro. Para los más detallistas, podéis ir más allá ambientando este espacio con objetos sugerentes, como una taza y un libro sobre una bandeja. ¡A quién no le gusta imaginarse una mañana de domingo con desayuno en la cama incluido!

Pues ya véis, es fácil entretenerse más de la cuenta buscando accesorios para decorar nuestra vivienda a la venta, pero lo cierto es que no necesitamos más que algunas piezas clave para conseguir el efecto deseado. ¡Esperamos que vuestra vivienda se venda muy pronto!