Chalet adosado en La Cala del Moral

Esta vivienda de veraneo presentaba muchos problemas por su antigüedad y estado de abandono. Pese a su buen precio y localización, llevaba tiempo en el mercado sin suerte.

El proyecto de home staging consistió en revitalizarla abriendo espacios, despejándolos de los múltiples muebles y enseres personales que había, podando la buganvilla y plantas del patio que bloqueaban la entrada de luz a la cocina, y desmontando la cocina y montando una de cartón en su lugar.

Podéis ver fotos del antes y el después aquí.

 

Piso de dos dormitorios en Benalmádena Pueblo

Este piso piloto es el cuarto que prepara y se vende dentro del mismo edificio de viviendas. Estaba desprovisto de mobiliario, decoración y lámparas, lo que lo hacía parecer pequeño y desangelado.

Se amuebló y se redecoró con tonos cálidos y otoñales. Se reservó inmediatamente después de recibir la primera visita. Fue un éxito rotundo del que todos quedaron contentos.

 

Piso de dos dormitorios en Paraíso del Sol, Benagalbón

El principal atractivo de esta vivienda era la gran terraza cerrada con vistas al mar. Sin embargo, tal cual estaba sin apenas mobiliario ni decoración no mostraba todo su potencial. Nuestro objetivo fue hacerla acogedora y hogareña creando ambientes diferenciados: zona de estar y área de comedor, sugiriendo escenas de solaz veraniego.

Asimismo, se retiraró un gran aparador del salón que bloqueaba tanto la entrada de luz como la vista a la terraza y al mar. Con una distribución adecuada del mobiliario se consiguió abrir los espacios y ganar luminosidad.

 

Calle Sierra de Almijara, Rincón de la Victoria

Este piso de un dormitorio estaba desfasado en cuanto al mobiliario y la decoración que se encontraba en él cuando nos encargaron hacerle el proyecto. Con las paredes pintadas de colores y muebles de madera oscuros que ocupaban gran parte de la superficie, el piso parecía sombrío y pequeño.

Sin embargo, tenía un gran potencial: un amplio patio con terraza que rodeaba la vivienda y una ubicación inmejorable, con entrada desde la calle y en pleno centro del Rincón. Gran parte del proyecto consistió en abrir los espacios y conectarlos con el exterior. Se puso tarima, se pintó y se amuebló. Podéis ver las imágenes del antes aquí.

Calle Maestra Miret, Torremolinos

Este piso de dos habitaciones en pleno centro de Torremolinos era una antigua clínica dental. Desde un primer momento se acordó la necesidad de transofrmarla para presentarla como una vivienda y poder venderla como tal.

Se desinstalaron los sillones dentales, se puso suelo nuevo, se vació y alicató la cocina que estaba habilitada como recepción, se pintó todo el piso, y por último se amuebló y decoró.

Pese a ser su precio algo elevado, los trabajos de home staging contribuyeron enormemente a su venta. De ser una clínica dental pasó a ser una vivienda espaciosa y atractiva con gran proyección en pleno centro de Torremolinos.

Puedes ver fotos del antes y el después aquí.

Benahavís, Marbella

Este complejo de viviendas adosadas a estrenar en el precioso pueblo de Benahavís llevaba vacío desde que estallara la crisis en 2008. Tras una rehabilitación profunda se escogió una de las viviendas para prepararla como casa piloto.

Se le hizo la instalación eléctrica completa, se amueblaron y decoraron todos los espacios y se atrezó para darle vida y color. Se decoró acorde con la belleza del entorno que se podía apreciar desde cualquier habitación de la casa. Además, la distribución del mobiliario muestra la amplitud de los espacios (3 dormitorios con baños en suite y sendos vestidores) .

Tras años de desinterés total, la primera reserva se produjo a la semana de comercializarse. La promotora quedó muy satisfecha con el resultado e imprimió las fotografías en vallas publicitarias.

Calle Duque de Rivas, Málaga

Los clientes de este proyecto nos llamaron porque les urgía la venta. Este piso era amplio y con una cocina recién renovada, pero estaba completamente vacío y le faltaba el empujón para destacar en las fotos con todo su potencial, que era mucho.

Para este apartamento se utilizó una gama de colores B/N y se aderezó con varios muebles de madera maciza que le aportaron gran calidez y elegancia al espacio.

Uno de los mayores atractivos de la vivienda era una gran terraza diáfana de 100 m2 que se ambientó en dos áreas bien definidas para visualizar sus plenas posibilidades.

Las visitas no tardaron en llegar...

 

 

 

Avenida de la Hacienda, Benalmádena

El propietario de este bloque de apartamentos estaba preocupado de que las habitaciones, que no tenían armarios empotrados, les parecían demasiado pequeñas a los potenciales compradores y esto había echado para atrás la venta en varias ocasiones.

Los pisos estaban completamente desprovistos de muebles, y por eso
los espacios se veían estrechos y fríos.

Después de amueblarlo e incorporar armarios a ambos dormitorios, no solo se veía que cabían perfectamente sino que también aparecían amplios y acogedores.

Fue todo un éxito. El primer piso piloto se vendió en tan solo una semana.

Paseo de Limonar, Málaga

Este piso llevaba varios años en el mercado sin suerte, pese a ser amplio y con una ubicación envidiable, a 100 m de la playa y en una de las zonas más codiciadas de la capital malagueña.

Nada más entrar, la cocina echaba para atrás por su aspecto y oscuridad. Tenía armarios de madera oscura que en su día, hace cuatro décadas, debieron costar un dinero, pero que hoy el mensaje que transmitían era el de la necesidad de una reforma inminente. Pintamos armarios y alicatado para renovar el aire de esta cocina y el resultado fue fantástico. Puedes ver fotos el proceso aquí.

Además, pintamos toda la vivienda de blanco, la amueblamos y ambientamos. 

El resultado no se dejó esperar: ¡se vendió en menos de dos meses!

Añoreta, Rincón de la Victoria

Este chalet adosado de 250m2 estaba amueblado y repleto de enseres personales.

Gran parte del proyecto consistió en despejar y limpiar la vivienda, que llevaba cerrada un año con el consiguiente deterioro y suciedad acumulada.

Decidimos utilizar la mayor parte del mobiliario y reubicarlo para sacarle el mayor provecho a los espacios. Pintamos de blanco salón y entrada y atrezamos con decoración y textiles.

De estar en un estado de dejadez, pasó a brillar como nueva. Se vendió en menos de dos meses.

Calle Sevilla, Rincón de la Victoria

La agencia inmobiliaria nos contactó porque querían llevar este inmueble como novedad al Salón Inmobiliario del Mediterráneo, en el que participaban. 

La vivienda estaba amueblada y decorada de manera muy privada y personal. Nuestra actuación consistió en neutralizar el estilo y potenciar el espacio disponible. Para ello, pintamosparedes de blanco y retiramos muebles pesados que se comían media habitación.

El resultado fue un éxito, ya que se vendió en menos de un mes.

Calle Manuel Merino, La Cala del Moral

Este chalet adosado de veraneo presentaba un problema muy común en viviendas de segunda mano a la venta: estaba amueblado con mobiliario muy antiguo de madera oscura. No nos cabe duda de que en su día debió valer un dineral adquirirlos, pero lo cierto es que la casa necesitaba a todas luces que le renováramos el aire con piezas menos pesadas y más contemporáneas.

Además, pintamos el alicatado del baño y la cocina de color blanco. El resultado fue magnífico. Podéis ver fotos de antes del home staging aquí.

Otra vivienda con una nueva familia.

 

Cueva del Tesoro, La Cala del Moral

Este adosado llevaba varios meses en los portales inmobiliarios sin suerte. No se vendía porque tenía un estilo provenzal muy marcado que no acentuaban precisamente su amplitud y luminosidad.

Nos contactaron confiados en que el home staging reactivaría las visitas, y así fue. Se vendió en dos meses.

Calle Saltillos, Torremolinos

Este apartamento está situado en plena zona turística, al lado de Puerto Marina y a tan solo unos metros de la playa. Sin embargo, en las condiciones que estaba era muy difícil que se vendiera: enseres personales por doquier, desorden, suciedad de meses (quizás años), gran cantidad de muebles, etc.

Retiramos muebles y enseres, papel pintado, pintamos paredes y puertas y finalmente atrezamos con textiles y labores de jardinería. 

Fue un acierto ya que se vendió en mes y medio.

Puedes ver fotos del antes pinchando en este enlace.